Nacionales

Un nuevo verdurazo en reclamo de políticas a favor de la agricultura familiar

El día después de la cumbre de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) —símbolo de la concentración en el país— y mientras la inflación no parece dar tregua, dirigentes y militantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) marcharon a Plaza de Mayo para llevar a cabo un nuevo “verdurazo”, en reclamo de la sanción de la Ley de Acceso a la Tierra y de “políticas públicas claras y concretas para el sector de la agricultura familiar”. Durante la jornada se repartieron 30 mil kilos de alimentos.

La concentración comenzó pasadas las 10.30 en la esquina de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, para movilizarse hacia la Plaza de Mayo con consignas claras y un nuevo pedido para “quienes producen más del 60 por ciento de los alimentos para las familias argentinas”, según explicaron los organizadores. La iniciativa se replicó en distintas localidades y municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Con algunos camiones de carga y tractores, la jornada de lucha buscó “visibilizar la situación crítica que viven los pequeños agricultores donde, paradójicamente, los grandes propietarios de tierras tienen cada vez más tierra y la pobreza no para de crecer”, señaló Lucas Tedesco, vocero de la UTT, respecto de la desigualdad que existe debido a la alta concentración de la tierra cultivable en el país: “el 40 por ciento está en manos de solo 1.200 familias, y solo el 8 por ciento de la población de la Argentina es rural, uno de los porcentajes más bajos a nivel mundial”, detalló el referente de la organización campesina.

A esto se le suma el dato de que el 1 por ciento de las empresas agrarias controlan el 36 por ciento de la tierra cultivada en el país, mientras que apenas el 13 por ciento está en manos de pequeñas y pequeños productores.

«Producimos un alimento en dólar para un pueblo que gana en pesos, la diferencia la ponemos las familias trabajadoras aumentando las horas de trabajo en las chacras y las familias vecinas comprando cada vez menos y de peor calidad”, afirmó Tedesco, dando cuenta también del motivo que dió inicio a los “verdurazos” y a la donación de verduras y plantas aromáticas en modo de protesta, una iniciativa que es bien recibida por las y los vecinos, “sobre todo en estos momentos de crisis”. “Necesitamos políticas públicas activas para contener el permanente aumento de los costos de producción», añadió el dirigente de la coordinación nacional de la UTT.

En ese sentido, quienes se manifestaron el miércoles reclaman la Ley de Acceso a la Tierra, cuyo proyecto fue presentado por cuarta vez ese año en el Congreso por la vicepresidenta del bloque de diputados del Frente de Todos, Cecilia Moreau; y propone un sistema de créditos blandos, similares al Procrear pero destinados al sector rural. De esta forma, las familias pequeñas productoras podrían acceder a tierras “para producir alimentos de un modo sustentable y habitar en una vivienda digna”, explicó Zulma Molloja, de UTT La Plata.

«Hay que terminar con la especulación del sector privado, el monopolio agroindustrial y comercial que aumenta injustificadamente el precio del alimento”, apuntó Victoria Escobar, de la sede de Santiago del Estero. “Desde la organización entendemos que es central poner en discusión la matriz agroalimentaria de nuestro país, y hoy, la mitad de la Argentina tiene problemas para comer y las familias productoras no tienen tierra propia para producir», añadió.

En ese sentido, y luego de la jornada en la que repartieron 30 mil kilos de alimentos, Tedesco concluyó: «Creemos que hay otro modelo productivo posible en el que el alimento no es una mercancía, es un derecho».

El día después de la cumbre de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) —símbolo de la concentración en el país— y mientras la inflación no parece dar tregua, dirigentes y militantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) marcharon a Plaza de Mayo para llevar a cabo un nuevo “verdurazo”, en reclamo de la sanción de la Ley de Acceso a la Tierra y de “políticas públicas claras y concretas para el sector de la agricultura familiar”. Durante la jornada se repartieron 30 mil kilos de alimentos.La concentración comenzó pasadas las 10.30 en la esquina de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, para movilizarse hacia la Plaza de Mayo con consignas claras y un nuevo pedido para “quienes producen más del 60 por ciento de los alimentos para las familias argentinas”, según explicaron los organizadores. La iniciativa se replicó en distintas localidades y municipios de la Provincia de Buenos Aires.Con algunos camiones de carga y tractores, la jornada de lucha buscó “visibilizar la situación crítica que viven los pequeños agricultores donde, paradójicamente, los grandes propietarios de tierras tienen cada vez más tierra y la pobreza no para de crecer”, señaló Lucas Tedesco, vocero de la UTT, respecto de la desigualdad que existe debido a la alta concentración de la tierra cultivable en el país: “el 40 por ciento está en manos de solo 1.200 familias, y solo el 8 por ciento de la población de la Argentina es rural, uno de los porcentajes más bajos a nivel mundial”, detalló el referente de la organización campesina.A esto se le suma el dato de que el 1 por ciento de las empresas agrarias controlan el 36 por ciento de la tierra cultivada en el país, mientras que apenas el 13 por ciento está en manos de pequeñas y pequeños productores.»Producimos un alimento en dólar para un pueblo que gana en pesos, la diferencia la ponemos las familias trabajadoras aumentando las horas de trabajo en las chacras y las familias vecinas comprando cada vez menos y de peor calidad”, afirmó Tedesco, dando cuenta también del motivo que dió inicio a los “verdurazos” y a la donación de verduras y plantas aromáticas en modo de protesta, una iniciativa que es bien recibida por las y los vecinos, “sobre todo en estos momentos de crisis”. “Necesitamos políticas públicas activas para contener el permanente aumento de los costos de producción», añadió el dirigente de la coordinación nacional de la UTT.En ese sentido, quienes se manifestaron el miércoles reclaman la Ley de Acceso a la Tierra, cuyo proyecto fue presentado por cuarta vez ese año en el Congreso por la vicepresidenta del bloque de diputados del Frente de Todos, Cecilia Moreau; y propone un sistema de créditos blandos, similares al Procrear pero destinados al sector rural. De esta forma, las familias pequeñas productoras podrían acceder a tierras “para producir alimentos de un modo sustentable y habitar en una vivienda digna”, explicó Zulma Molloja, de UTT La Plata.»Hay que terminar con la especulación del sector privado, el monopolio agroindustrial y comercial que aumenta injustificadamente el precio del alimento”, apuntó Victoria Escobar, de la sede de Santiago del Estero. “Desde la organización entendemos que es central poner en discusión la matriz agroalimentaria de nuestro país, y hoy, la mitad de la Argentina tiene problemas para comer y las familias productoras no tienen tierra propia para producir», añadió.En ese sentido, y luego de la jornada en la que repartieron 30 mil kilos de alimentos, Tedesco concluyó: «Creemos que hay otro modelo productivo posible en el que el alimento no es una mercancía, es un derecho».Leer más

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com